Se encuentra usted aquí

Inicio

Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 1 en counter_get_browser() (línea 70 de /home/literatura/domains/literatura.islamoriente.com/public_html/sites/all/modules/counter/counter.lib.inc).
Autor: 
Tipo de poesía: 

Un cazador captura una gacela y la coloca en el establo,

Junto a las vacas y los asnos.

La gacela corre de un lado a otro con temor y confusión

Cada noche el hombre coloca heno en el establo para las bestias

Ellas lo aman, pero la gacela se mueve tímidamente, de

Un lado a otro en el amplio espacio, tratando de escapar

Del polvo humeante del heno, y de los animales que

Pugnan por comer.

Todo aquel que haya sido dejado un tiempo con aquellos

Que son diferentes, podrá comprender que abandonada se

Siente la gacela.

Salomón amaba la compañía de la abubilla

“A menos que ella tenga una excusa válida para estar ausente

La castigaré por no estar aquí con el peor de los castigos

¿Y cuál podría ser? Lo que le está ocurriendo a

Esta gacela: estar confinado en algún lugar lejos de

Sus congéneres.

El alma es ese lugar en el cuerpo, como un halcón

Real puesto con los cuervos.

Él se coloca allí y soporta lo que tenga que soportar,

Como un gran santo en la ciudad de Sabzawar.

Una vez el gran Rey Muhammad Khuwarizm sitió a

Sabzawar. Ellos se rindieron fácilmente. “Cualquier

Tributo que desee se lo entregaremos”.

“Tráiganme a una persona santa, alguien que viva unido

Con Dios, o cegaré a vuestros habitantes como maíz”

Ellos trajeron sacos de oro. Sabían que nadie en

Sabzawar vivía en ese estado. “¿Ustedes creen que soy

Aún un chiquillo que se siente fascinado con unas moneda?”

Por tres días y noches ellos buscaron en la ciudad,

A algún hombre santo.

Finalmente, ellos vieron a un viajero,

Que yacía en una ruinosa esquina junto a una pared,

Enfermo y exhausto.

Inmediatamente, ellos reconocieron a una Persona Verdadera

¡Levántese! El rey quiere verle.

Usted puede salvar nuestras vidas.

“No se supone que esté aquí.

Si pudiera caminar, ya habría llegado a la ciudad

Donde están mis amigos”.

Ellos lo alzaron sobre sus cabezas en una parihuela

Como son transportados los cadáveres,

Y lo llevaron ante el rey.

Sabzawar es este mundo,

Donde una Persona Verdadera se desgasta,

Aparentemente sin valor,

Y aun así lo que el rey desee de Sabzawar

Es tal , que nada más tendrá valor para él.

Muhammad dice, “Dios no observa la forma externa,

Sino al amor dentro del amor”.

Es el Qalb, el corazón interno, ese espacio en el cual

Setecientos universos son sólo un lugar perdido,

Y buscamos eso en la pequeña, insignificante ciudad

De Sabzawar. Y a veces lo encontramos.

Uno que posea ese amor es como un espejo de seis caras

A través del cual Dios puede vernos a nosotros, aquí.

Los dones vienen a través de tal ser

Sus palmas se abren sin condiciones.

Esa unión no puede ser descrita.

<Dejo ese asunto s ustedes.>

La gente rica trae dinero.

Dios dice, “Traigan esa devoción a aquellos

Cuyo amor se mezcle con el mío”.

Ese amor es lo que Dios quiere.

Ese amor es como una madre y padre para nosotros

Y es el origen de toda criatura.

Podríamos decir, “Señor, he traído este amor sincero”.

“Qutu, un ordinario pueblo de Turfan, está lleno de

Este tipo de amor. En vez de ello, *** el corazón

Interno al centro, el alma del alma del alma

De Adam”

Dios espera esto. Uno puede vagar por días en Sabzawar

Y no encontrar a tal ser.

El nativo más noble de Sabzawar puede venir y Dios

Diría “Por qué me ofreces este cuerpo podrido. Trae

El amor interno de uno que pueda salvar a Sabzawar”

Sólo esa visión de ellos juntos: un nativo de Sabzawar

Y un Verdadero Ser Humano, que pudieran estar viajando

A través, es penosa. Aun así a veces conversan.

Un pueblerino puede mostrarse gentil hacia una persona

Santa, pero es casi siempre hipocresía.

El asiente y dice que sí. El actúa con sinceridad, pero

Es realmente tramposo, y busca una ventaja.

Si el santo acepta su hipocresía, él está salvado,

Y eso ocurre a menudo.

Los santos aman comprar bienes dañados, y transforman

La mentira en verdad.

Si alguien tramposo te parece encantador

Recuerde que es sólo nuestro santo, no uno real.

Alguien que es como uno a menudo profético

Renuncia a la sensualidad, de modo que puedas

Aguzar tu sentido espiritual. Tu nervio olfativo

Ha sido muerto. No puedes captar la fragancia

Del dulce del ámbar gris. Es como si

no existieran más para ti.

Todo este tiempo, nuestra gacela ha estado corriendo

De un lado a otro en el establo.

Por muchos días este precioso animal se retuerce

Como un pez lanzado a tierra firme.

Como estiércol e incienso colocado lado a lado

En mi caja.

Un asno dice sarcásticamente, “Este tipo está loco,

Debe ser alguien especial”.

Otro, ¿Por qué no puede comer lo mismo que nosotros?

Otro asno se indigesta y le ofrece a la gacela su

Pasto con una invitación formal.

“No, gracias. Me siento mal también”

El asno se ofende “No estés tan aislada”.

¿Sientes temor de lo que dirá la gente si

(ver la continuación en archivo pdf)

Share/Save