Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: node en rainbow_breadcrumb() (línea 29 de /home/literatura/domains/literatura.islamoriente.com/public_html/sites/all/themes/rainbow/template.php).
  • Notice: Trying to get property of non-object en rainbow_breadcrumb() (línea 29 de /home/literatura/domains/literatura.islamoriente.com/public_html/sites/all/themes/rainbow/template.php).

Poesía

Tú que haces florecer el desierto

“¡Oh mi alegría, mi deseo

Y mi refugio,

Mi compañero, mi amparo

En el camino, Oh, mi Fin!

Eres el espíritu de mi corazón.

Tú eres mi esperanza,

Mi confidente, mi Amigo.

Mi anhelo de Ti es mi única riqueza,

Mi ardiente deseo, todo mi sustento.

Si no fuera por Ti, oh vida de mi vida,

No habría vagado de un lado para otro

Por la inmensidad del país.

¡Cuántas gracias me han sido reveladas,

Cuántos dones y favores tienes

Tú para mí! ...

Gacela del invierno

 Ha huido el dulce viento del verano,

se retiran las flores,

los pájaros preparan su partida

hacia lejanas tierras, cálidas y apacibles.

En la terraza, las primeras ráfagas

del frío, colorean las mejillas

de mi amado, que añora

parajes nunca vistos.

Nada le dicen ya los arrayanes

ni las fuentes de jaspe, con surtidores

que envían al cielo su oración discreta,

ni los dorados peces, ni los lirios

flotantes en las aguas, entre luces

e irisadas estelas.

Los ojos de mi amado se pierden a lo lejos,

su corazón se funde con estrellas errantes,

la belleza del cielo, su misterioso brillo,

los mil ruidos que anuncian los juegos de la noche,

aumentan su tristeza.

Ruhullah, el amor triunfa

Ahora Qom debe estar oliendo a rezo

fragancia etérea que desde el cielo baja para alimentar los corazones

para vestir las almas vestidura de luz, fe y esperanza. Ahora Qom debe tener alfombrado su suelo

para los pies desnudos de las gentes, para que mujeres y hombres, niños y ancianos

multipliquen en Sagrado Corán entre los labios y viaje con los ángeles a los cuatro costados de la tierra

la voz de los creyentes en sus suplicas llega como la luz envolviendo a la esfera

incluso a los oídos de las perlas, para que en ellas resuene

en las profundidades de la tierra

la voz de Dios, proclamando victorias.

Páginas