Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: node en rainbow_breadcrumb() (línea 29 de /home/literatura/domains/literatura.islamoriente.com/public_html/sites/all/themes/rainbow/template.php).
  • Notice: Trying to get property of non-object en rainbow_breadcrumb() (línea 29 de /home/literatura/domains/literatura.islamoriente.com/public_html/sites/all/themes/rainbow/template.php).

Rumí

De cómo el rey llevó al médico hasta el lecho de la enferma, para que pudiera ver su estado

Autor: 

Le dije: «Es preferible disfrazar el secreto del Amigo: escúchalo en el contenido de esta historia. Será mejor que el secreto de los amantes se cuente en el ejemplo de otros».

Dijo: «¡Dilo abierta y llanamente y sin engaño, no me apartes, oh frívolo! Levanta el velo y habla sin ambages, pues no llevo camisa cuando duermo con el Adorado».

Dije: «Si Él se desnudara en tu visión, tú no permanecerías, ni tu seno, ni tu cintura. Pide tu deseo, pero con mesura, una brizna de paja no soporta a la montaña. Si el Sol, que ilumina este mundo, se acercara, todo ardería. No busques alborotos, tumultos y derramamiento de sangre: ¡no digas nada más sobre el Sol de Tabriz! Este misterio no tiene fin: cuenta el principio. Ve, narra la conclusión de esta historia».

Rogando al Señor que es nuestro Auxiliador, para que nos ayude a mantener el autocontrol en todas las circunstancias y explicando las dañinas y perniciosas consecuencias de la indisciplina

Autor: 

Imploremos a Dios que nos ayude a controlarnos; quien carece de autocontrol esta privado de la gracia del Señor. El hombre indisciplinado no solo se maltrata a sí mismo, sino que incendia todo el mundo.

Bajaba del cielo una mesa de comida sin problemas y sin compraventa, y algunos del pueblo de Moisés clamaron irrespetuosamente: «¿Dónde están el ajo y las lentejas?»...

El ladrón y el guardián

Autor: 

Un ladrón le dijo al guardián del sultán,

Todo lo que realizo ha sido querido por el Altísimo

El guardia dijo entonces,

Lo mismo me ha pasado a mí

Todo lo que he realizado ha tenido la venia de Dios

Si roba alguien un par de rábanos en un bazar

Y se disculpa que ha sido la voluntad del Grandísimo,

Golpeo su testa y lo hago devolver lo hurtado

Pues esto también es el deseo de Dios.

¡Oh, tonto! Sabes que nadie aprueba ese pretexto

Cómo puedes escudarte en él

Un terremoto que libera prisioneros

Autor: 

Bestami  dijo, “Todos estos años, la gente ha creído que me

Escuchaban a mí, pero ni he dicho una palabra.

Es la Voz quien habla, yo soy solo un eco”.

La pared dice al clavo

“¿Por qué me haces daño?”

“No soy yo”, dice el clavo

“Mira sobre mí”.

No pidas piedad a la lanza,

Pídela a quien la sostiene.

El Único que me conforma

Como Azar hizo imágenes

Él hace un vaso. Yo sostengo al líquido,

Una daga. Yo corto,

Una fuente. Ven a mí por agua,

Enciende un fuego. Doy calor,

Me hace llover. Me manifiesto en el maíz,

Hace una flecha. Perforo el cuerpo,

Una serpiente. Yo salivo veneno,

Un amigo. Hago servicios amables,

Soy una pluma entre esos dedos,

Así como Azrael habló al mundo,

Y mientras lo hacía, como un mago distrae a su audiencia

Él robó un puñado de tierra, y lo trajo de regreso a Dios

Como un fugitivo es regresado a la escuela.

Dios dijo, “Te haré el Ángel de la Muerte,

El ejecutor de mis criaturas”.

“pero Señor, ellos pensarán que soy su enemigo que

Los estrangula”.

“Yo desviaré su atención lejos de ti, hacia las

Enfermedades y las heridas y a las muchas formas

Que ellos tienen de morir”...

La Gacela

Autor: 

Un cazador captura una gacela y la coloca en el establo,

Junto a las vacas y los asnos.

La gacela corre de un lado a otro con temor y confusión

Cada noche el hombre coloca heno en el establo para las bestias

Ellas lo aman, pero la gacela se mueve tímidamente, de

Un lado a otro en el amplio espacio, tratando de escapar

Del polvo humeante del heno, y de los animales que

Pugnan por comer.

Todo aquel que haya sido dejado un tiempo con aquellos

Que son diferentes, podrá comprender que abandonada se

Siente la gacela.

Salomón amaba la compañía de la abubilla

“A menos que ella tenga una excusa válida para estar ausente

La castigaré por no estar aquí con el peor de los castigos

¿Y cuál podría ser? Lo que le está ocurriendo a

Esta gacela: estar confinado en algún lugar lejos de

Sus congéneres.

El alma es ese lugar en el cuerpo, como un halcón

Real puesto con los cuervos.

Él se coloca allí y soporta lo que tenga que soportar,

Como un gran santo en la ciudad de Sabzawar.

Una vez el gran Rey Muhammad Khuwarizm sitió a

Sabzawar. Ellos se rindieron fácilmente. “Cualquier

Tributo que desee se lo entregaremos”.

“Tráiganme a una persona santa, alguien que viva unido ...

Páginas