Rumí

De cómo el rey llevó al médico hasta el lecho de la enferma, para que pudiera ver su estado

Autor: 

Le dije: «Es preferible disfrazar el secreto del Amigo: escúchalo en el contenido de esta historia. Será mejor que el secreto de los amantes se cuente en el ejemplo de otros».

Dijo: «¡Dilo abierta y llanamente y sin engaño, no me apartes, oh frívolo! Levanta el velo y habla sin ambages, pues no llevo camisa cuando duermo con el Adorado».

Dije: «Si Él se desnudara en tu visión, tú no permanecerías, ni tu seno, ni tu cintura. Pide tu deseo, pero con mesura, una brizna de paja no soporta a la montaña. Si el Sol, que ilumina este mundo, se acercara, todo ardería. No busques alborotos, tumultos y derramamiento de sangre: ¡no digas nada más sobre el Sol de Tabriz! Este misterio no tiene fin: cuenta el principio. Ve, narra la conclusión de esta historia».

Rogando al Señor que es nuestro Auxiliador, para que nos ayude a mantener el autocontrol en todas las circunstancias y explicando las dañinas y perniciosas consecuencias de la indisciplina

Autor: 

Imploremos a Dios que nos ayude a controlarnos; quien carece de autocontrol esta privado de la gracia del Señor. El hombre indisciplinado no solo se maltrata a sí mismo, sino que incendia todo el mundo.

Bajaba del cielo una mesa de comida sin problemas y sin compraventa, y algunos del pueblo de Moisés clamaron irrespetuosamente: «¿Dónde están el ajo y las lentejas?»...

El ladrón y el guardián

Autor: 

Un ladrón le dijo al guardián del sultán,

Todo lo que realizo ha sido querido por el Altísimo

El guardia dijo entonces,

Lo mismo me ha pasado a mí

Todo lo que he realizado ha tenido la venia de Dios

Si roba alguien un par de rábanos en un bazar

Y se disculpa que ha sido la voluntad del Grandísimo,

Golpeo su testa y lo hago devolver lo hurtado

Pues esto también es el deseo de Dios.

¡Oh, tonto! Sabes que nadie aprueba ese pretexto

Cómo puedes escudarte en él

¿Quién llama a mi puerta?

Autor: 

Preguntó, " ¿Quién llama a mi puerta?"

Respondí, "Tu humilde servidor".

Preguntó, "¿Qué asunto te trae por aquí?"

Respondí, "Vine a saludarte, oh Señor".

Preguntó, "¿Cuánto más viajarás?"

Respondí, "Hasta que me detengas".

Preguntó, "¿Hasta cuándo hervirás en el fuego?"

Respondí, " Hasta que puro quede".

"Este es mi juramento de amor.

Por amor,...

Un derviche a la puerta

Autor: 

Un derviche toca a la puerta de una casa

Y pide un pedazo de pan seco o húmedo

No importa.

“Esto no es una panadería” dice el propietario

“¿Podría tener un pedazo de cartílago entonces?

“¿Le parece esto una carnicería?”

“Un poco de harina”

“¿Escucha Usted algún molino?”

”¿Agua?”

“Esto no es un pozo”

Cualquier cosa que el derviche pidiera,

El hombre sólo hacía alguna broma de mal gusto

Y evitaba darle algo.

Finalmente el derviche penetró en la casa,

Subió su vestidura y se agachó

Como si fuera a defecar...

Juguete de Concha

Autor: 

Ve a las cualidades de Dios y el rostro de Dios.

Vacíate, y estés allí y no estás allí,

Y cuando las letras se pierdan y desaparezcan entre

Ellas, se produce una conexión suave.

En la unión, ellas son mudas

Las palabras, tú no lanzaste cuando lanzaste

Fueron pronunciadas sin que Muhammad hablara

Las palabras, Dios dijo

Surgen del silencio.

Una medicina en el armario es medicinal

Solo cuando se disuelve en un cuerpo enfermo

Aún si cada árbol fuera cortado y dividido

Y cada tronco y cada tabla transformada en plumas,

Y si todo el océano fuese tinta y cada ser humano

Se uniera al trabajo, no habrá esperanzas de terminar

Esta creación...

Páginas