Poesía

El testamento del rey

Un rey veía que se le acababa la vida y que no tenía sucesor. Ordenó en su testamento que el primero que cruzara por la mañana las puertas de la ciudad fuera coronado y le fuese entregado el reino. Sucedió que el primero que entró fue un mendigo que había comido mal durante toda su vida y siempre se había vestido con andrajos. Los dignatarios del reino y los cortesanos se dispusieron a cumplir el testamento del rey y le hicieron entrega de las llaves de los alcázares y de los tesoros. Tras un tiempo de reinado, algunos emires del reino se le sublevaron y varios reyes de la zona le declararon la guerra y prepararon un ejército para atacarle. Finalmente, incluso sus súbditos y sus tropas unieron esfuerzos y le arrebataron parte de sus dominios...

De cómo los esclavos, compañeros de Luqman le acusaron de haber comido la fruta que era para su amo

Autor: 

Luqman era despreciable a los ojos de su amo por su apariencia física. El amo solía enviar a los esclavos al jardín para que le trajeran fruta. Luqman era considerado por los demás como un parásito pues estaba lleno de ideas y su piel era oscura como la noche.

Sobre Salomón

Salomón, a pesar de su perfecta sabiduría, hizo humildemente un día esta pregunta a una hormiga coja: "Habla -le dijo—, tú que estás más impregnada que yo de las doctrinas espirituales; ¿cuál es la arcilla que se mezcla mejor al pesar?" La hormiga coja le dio enseguida esta respuesta: "Es -le dijo-, el último ladrillo de la estrecha tumba; pues, en efecto, el último ladrillo que colocarán en tierra pondrá fin a todas las esperanzas, incluso a las más inocentes"...

Sermón

La luna

-susurro de la noche-

moneda en el universo

baña tus silentes alas,

quimeras que cabalgan la brisa

que veleidosa y tornadiza

a veces te adosa a la impiedad.

 

Tus labios velados,

indiferentes

al suplicio de la gente

no quieren gastar palabras,

no quieren rezar...

De cómo los oficiales y chambelanes del califa se acercaron a saludar al beduino y a recibir su obsequio

Autor: 

Cuando el beduino llegó desde el remoto desierto a la puerta del palacio califal, los cortesanos se acercaron y le rociaron con agua de rosas. Sin que él pronunciara palabra, percibieron lo que quería pues tenían costumbre de dar antes de que se les pidiera.

Entonces le dijeron: «Oh jefe de los árabes, ¿de dónde vienes? ¿Cómo estás después del viaje y la fatiga?». Respondió: «Soy un jefe, si así me favorecéis; más indigno si me ponéis a vuestra espalda.

De cómo se honró la descripción de Mustafá (Muhammad), que la paz sea con él, mencionada en el Evangelio

Autor: 

En el Evangelio estaba el nombre de Mustafá, caudillo de los profetas, mar de pureza. Se mencionaban sus características externas y su apariencia, su guerra y su ayuno y comida. Algunos de los cristianos, por la recompensa divina, al llegar a la parte donde se aludía a él, besaban el noble nombre e inclinaban la cabeza ante la bella descripción. Esos quedaron a salvo de tribulaciones en el tumulto y el terror referido. Indemnes del daño de los emires y el visir, buscando refugio en la protección del nombre de Ahmad (Muhammad).

La historia de la rivalidad entre los griegos y los chinos en cuanto al arte de pintar y dibujar

Autor: 

Los griegos, oh padre, son los sufíes que no tienen estudios, libros ni erudición, pero han pulido sus pechos y los han purificado de codicia, avaricia y odio. La pureza del espejo es, sin duda, el corazón que recibe innumerables imágenes. Ese Moisés lleva en su seno una infinita forma sin forma de lo Invisible reflejada en el espejo de su corazón. Aunque esa forma no está contenida en el cielo, ni en el empíreo, ni en la esfera de las estrellas, ni en la Tierra que está sobre el Pez, pues todos ellos son limitados y numerados, se contiene en el corazón

Páginas