Poesía Libre

El fruto gustoso

Autor: 

Puedes tener muchas devociones a tu crédito,

Mucho ayuno y oración,

Pero no has probado el sabor de esos actos

Hay muchas conchas de nuez,

Pero ninguna con un dulce fruto dentro.

Tiene que haber un regusto,

Una semilla deliciosa, o el fruto

No podrá producir una planta,

Que luego se vuelva un árbol productivo.

Las prácticas de austeridad sin sabor,

Son sólo fantasías...

El césped

Autor: 

No hay más Realidad que Dios,

Dice el sheik completamente sometido,

El cual es un océano para todos los seres.

Los niveles de creación son como briznas de paja en el océano.

El movimiento de las briznas proviene de la agitación de las aguas.

Cuando el océano desea que las briznas se calmen,

Las envía cerca de la costa.

Cuando las desea en las aguas profundas, hace con

Ellas lo que el viento hace con el césped.

                        Esto nunca termina...

Anécdota sobre el Sheikh Abu Bekr de Nishapur

El schaikh Abú Bekr de Nischapur salió de su convento a la cabeza de sus discípulos. El schaikh iba sobre su asno y sus compañeros le seguían por el camino. De repente el asno dejó oír un ruido inconveniente; el schaikh se dio cuenta enseguida, lanzó un grito y desgarró sus vestiduras. Sus discípulos y todos los que percibieron la acción del schaikh no la aprobaron. Uno de ellos acabó por preguntarle por qué había actuado así. El respondió: "Echando una ojeada por todos lados veía el camino ocupado por mis compañeros. Tenía discípulos delante y detrás de mí y me dije entonces: 'En realidad yo no soy menos que Bayazid. Así como hoy estoy   agradablemente   acompañado por diligentes discípulos, sin duda así entraré mañana orgullosamente con la alegría de la gloria y del honor en la llanura de la resurrección'. Cuando hube presumido así de mi destino fue cuando el asno cometió la incongruencia de la que habéis sido testigos y por la cual ha querido decir: 'He aquí larespuesta que da un asno a semejante pretensión y a un pensamiento tan vano'. El fuego del arrepentimiento ha caído entonces sobre mi alma, han cambiado mis ideas y se ha derrumbado mi imaginaria posición"...

En el trono de hiebra

José, perdido, volverá a Cañan, no te aflijas.  El nido de las penas será jardín un día, no te aflijas.  

Este corazón doliente, tranquilízate, se llegará a curar,  y esta cabeza inquieta a su ser volverá, no te aflijas.  

Si la vida conserva una primavera, ave de dulce canto, en el trono de hierba  palios de flores se abrirán de nuevo para ti, no te aflijas.  

Si durante dos días el giro de la esfera no nos fue favorable,  no se prolongará el signo de este giro, no te aflijas.  

No desesperes por no tener conciencia del misterio,  detrás del velo habrá juegos ocultos, no te aflijas.  

Si en pos de la Caba, ansiante, cruzas el desierto,  y de las plantas te increpan las espinas, no te aflijas...

Páginas