Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: node en rainbow_breadcrumb() (línea 29 de /home/literatura/domains/literatura.islamoriente.com/public_html/sites/all/themes/rainbow/template.php).
  • Notice: Trying to get property of non-object en rainbow_breadcrumb() (línea 29 de /home/literatura/domains/literatura.islamoriente.com/public_html/sites/all/themes/rainbow/template.php).

Poesía

Un terremoto que libera prisioneros

Autor: 

Bestami  dijo, “Todos estos años, la gente ha creído que me

Escuchaban a mí, pero ni he dicho una palabra.

Es la Voz quien habla, yo soy solo un eco”.

La pared dice al clavo

“¿Por qué me haces daño?”

“No soy yo”, dice el clavo

“Mira sobre mí”.

No pidas piedad a la lanza,

Pídela a quien la sostiene.

El Único que me conforma

Como Azar hizo imágenes

Él hace un vaso. Yo sostengo al líquido,

Una daga. Yo corto,

Una fuente. Ven a mí por agua,

Enciende un fuego. Doy calor,

Me hace llover. Me manifiesto en el maíz,

Hace una flecha. Perforo el cuerpo,

Una serpiente. Yo salivo veneno,

Un amigo. Hago servicios amables,

Soy una pluma entre esos dedos,

Así como Azrael habló al mundo,

Y mientras lo hacía, como un mago distrae a su audiencia

Él robó un puñado de tierra, y lo trajo de regreso a Dios

Como un fugitivo es regresado a la escuela.

Dios dijo, “Te haré el Ángel de la Muerte,

El ejecutor de mis criaturas”.

“pero Señor, ellos pensarán que soy su enemigo que

Los estrangula”.

“Yo desviaré su atención lejos de ti, hacia las

Enfermedades y las heridas y a las muchas formas

Que ellos tienen de morir”...

La Gacela

Autor: 

Un cazador captura una gacela y la coloca en el establo,

Junto a las vacas y los asnos.

La gacela corre de un lado a otro con temor y confusión

Cada noche el hombre coloca heno en el establo para las bestias

Ellas lo aman, pero la gacela se mueve tímidamente, de

Un lado a otro en el amplio espacio, tratando de escapar

Del polvo humeante del heno, y de los animales que

Pugnan por comer.

Todo aquel que haya sido dejado un tiempo con aquellos

Que son diferentes, podrá comprender que abandonada se

Siente la gacela.

Salomón amaba la compañía de la abubilla

“A menos que ella tenga una excusa válida para estar ausente

La castigaré por no estar aquí con el peor de los castigos

¿Y cuál podría ser? Lo que le está ocurriendo a

Esta gacela: estar confinado en algún lugar lejos de

Sus congéneres.

El alma es ese lugar en el cuerpo, como un halcón

Real puesto con los cuervos.

Él se coloca allí y soporta lo que tenga que soportar,

Como un gran santo en la ciudad de Sabzawar.

Una vez el gran Rey Muhammad Khuwarizm sitió a

Sabzawar. Ellos se rindieron fácilmente. “Cualquier

Tributo que desee se lo entregaremos”.

“Tráiganme a una persona santa, alguien que viva unido ...

La golondrina

Mi padre tenía gallarda estirpe

de intempestiva golondrina,

viajaba en una galera:

era ignoto navegante,

lobo y marina fiera

en pos de un tesoro,

una espada, una bandera

por quien luchar.

 

En el verano antigregario

solo leía el diccionario

para atracar vibrante

en la palabra 'primavera'

y hacerla sinónimo de libertad

y anclar artero

en un puerto de Portugal...

Gaza

La mañana deleznable

tatuada de fragores

era coliseo;

una mañana

aguda y ácida,

tristemente venenosa.

 

Las bombas de fósforo

y uranio empobrecido

ya esculpían

el barro macilento

de los rostros de Gaza;

la sangre

dibujaba

su abstracto

en el lienzo asfaltado

de las calles acosadas...

Sobre el carácter de los reyes (cuento 2)

Un rey de Jorasán vio en sueños al sultán Mahmud Sabokta-kin. Su cuerpo estaba

despedazado y convertido en polvo, salvo sus ojos, que giraban y giraban en sus cuencas

mirando a su alrededor. Todos los sabios juntos no pudieron interpretar su sueño, salvo

un derviche, que tras presentar sus respetos dijo: «Aún se estremece porque su reino a

otros pertenece».

El rey injusto

Un rey injusto le preguntó a un asceta: «¿Cuál es la mejor obra?». Contestó: «Para ti dormir la siesta, pues así dejarías a la gente en paz durante un rato».

Vi a un tirano por el sueño vencido

y me dije: «Este déspota mejor si está dormido».

El que es más bueno dormido que despierto

para mortificar a los demás, mejor sí está muerto.

Saheb-e Zaman

Así como cualquier hombre puede

escalar

Una montaña alta

Y en un día claro

Desde allí ver en muchas millas a su

alrededor,

Hafiz puede pararse sobre un pico

sagrado

Dentro de su corazón

Y ver por cientos de años

En todas direcciones.

Y les digo, mis queridos,

Que el Saheb-e Zaman*,

El Cristo,

El Profeta,...

La rueda del destino (Rubaiyat)

Autor: 

¡Oh rueda del destino!: la destrucción procede de tu odio implacable. La tiranía es para ti un acto predilecto, que cometes desde el comienzo de los siglos. Y tú también ¡oh tierra!, si lográsemos explorar en tu seno, cuántos tesoros inapreciables encontraríamos en ti... El correr de mi existencia se agotará en pocos días. Pasará como el viento del desierto. Así, mientras me quede un soplo de vida, habrá dos días que no me inquietarán jamás: aquel que no ha llegado; aquel que ya pasó. Este rubí precioso procede de una mina aparte. Nuestras diferentes conclusiones sobre esta materia son erróneas, porque el enigma del verdadero amor se explica en un lenguaje aparte.

Páginas